Oscar Fingal O'Flahertie Wills Wilde

sábado, 13 de febrero de 2010

Mamá Hada. *69o. Relato.


Había una vez, un mundo virtual adentro de otro mundo virtual en donde yo revoloteaba feliz con mis alitas, que comenzaron a crecer poco a poco… más y más…hasta volverme lo que ahora orgullosamente soy: toda una mama hada.
Porque en ese mundo virtual llamado Twitter que es como un imperio adentro de otro mundo virtual llamado Internet -que es como el mismo universo- podía encontrarse el más carnal de los mundos existentes en la tierra, en tiempo real o tiempo virtual, ahí está: el máximo placer de la piel conseguido a través de la red electrónica y con un sólo, simple y sencillo: Clic.

Sha la lá… ¡soy tan feliz!

Y soy feliz porque amo el sexo con todo el corazón, con todos mis pensamientos y con cada centímetro de la piel, de mi suave y fragante piel… ahora tan solicitada y suficientemente, casi exquisitamente remunerada.
No siempre fue así, yo creía en aquella absurda utopía llamada amor. Y en su más pura y torpe representación, la del sexo con amor. Por favor!! Que es exxxo????
Y sí, aunque muchos me solicitaban la piel junto con el resto de mis atributos, no, no se los daba por más que quisieran tentarme yo era ridículamente fiel y se lo daba todo, absolutamente todo (tiempo, espacio, pensamientos, nalgas, tetas, ternura, dulzura y exceso de pasión) a un solo wey, a mi wey. Ya sé que la wey soy…bueno fui…yo!!!

Fue muy difícil cambiar porque soy obcecadamente entregada (y anticuada como la misma frase “Mujer de un sólo hombre”, ahora lo soy mientras ese hombre me pague por estar con él) y me gusta vaciarme en él y que me llene por completo, luego estimularlo una y otra vez, con fuerza y suavidad, wild&sweet, con ritmo y a contra ritmo, slow&fast, seca y húmeda… con el alma puesta en cada movimiento de mis manos, de mis labios, de mi lengua, y luego metiéndolo a mi parte más escondida, más profunda, más calida y vibrante, vibrando hasta que él también explote y se entregue por completo a mi. Buscar orgasmos vale cada gota de sudor aunque dure sólo unos segundos el clímax, ese instante de máximo placer por el que se mueven mundos y montañas… Antes todo ese universo estaba encerrado en un “él”, un “él” que ahora se ha vuelto un “ellos” gracias al Twitter que me abrió los ojos y ahora también las piernas de una forma más ordenada y productiva, mi agenda se ha vuelto muy redituable cosa que el amor no hacía, ese “él” a veces no me invitaba ni un refresco, era tacaño (y pobre) el hombre, pero un refresco? Ya no digo una botella de vino en la quincena, por eso digo que era muy codo conmigo, no se daba cuenta de todo lo que se ahorraba en hoteles cogiendo conmigo siempre aquí en mi casa. Pero bueno afortunadamente eso sucedió cuando sólo era una hadita más, y no esta mama hadota q soy ahora. A la distancia me doy cuenta de lo naive que fui… era tan ferviente adoradora de “ese mi hombre” y su varita mágica que neta hasta me doy ternura a mi misma. La verdad es que no quería ver más allá de mis narices, por más que las evidencias se estrellaran una y otra vez en mi cara… y de verdad que no era necesario el engaño, nunca fue mi sueño ser esa noviecita santa a la que se le oculta todo el chacoteo y lo que el susodicho hace en horarios de oficina pero que eso sí, presenta con sus padres y la lleva con la familia mientras en sus ratos libres, que son muchos se la pasa ligando casualmente en la red para luego agregarlas al chat, al cel y a la blackberry, más tarde las incorpora a la vida real invitándolas al Starbucks (al cual a mi nunca me llevó) o visitándolas en sus direcciones REALES.

Así es el amor en estos tiempos de la influenza mutante y el monstruo del Internet. Además tengo que admitirlo, el tipo es suertudo porque tan guapo no es – fue su linda sonrisa fija en la pantalla la que también le abrió la puerta virtual y luego la real conmigo- con el tiempo supe que tiene todo un método de conquista casi infalible y Ok. demasiado pegue!! –ay eso dicen las novias de todos los feos- dice otro amigo que es más feo y no lo sabe. Pero mi feo tiene la agenda más extensa que le he conocido a alguien en la vida, nombres de mujeres con todas las letras del abecedario y repetidas! Además supongo que hay muy poca productividad en la empresa en la que trabaja, parece que le pagan por incrementar cada día el número de sus Cyber conquistas, por seguir mujeres en el twitter, por agregar las más que pueda en el face, en myspace y el casi olvidado hi5 -que seguramente mantiene como reserva- y por chatear con ellas durante sus 8 horas de oficina, es decir, le pagan por sentarse y entrar al maravilloso mundo virtual lleno de fotos de mujeres sonrientes e invitadoras. Se la vive ligando el hijo de puta. Siguiendo y persiguiendo putas más putas menos. Pero para eso finalmente estamos todos ahí de una u otra manera así que eso no me molesta tanto como sus putas mentiras y su negación. Porque como le dije una y mil veces, puedo aceptarte como eres pero no me digas que no eres lo que eres!! Ni me eches la culpa a mi cuando esto valga madres. Mensajitos extraños todo el tiempo en el Facebook y en el twitter, a veces su celular y la Black también sonaban a deshora. Me daba pena ajena ver mujeres enseñando las nalgas inyectadas y las tetas operadas con frases sugerentes y casi desnudas, pero era peor ver a esa horda de nacos pendejos y sus trillados comments queriendo sacar algo… y ahí en la fila de seguidores calientes el wey que decía amarme con todo su puto e infiel corazón.

Lo hice para molestarte para ver cuanto te tardabas en ver mi comentario, no debes de ser tan celosa amor, me tratas como si fuera un tramposo o un mentiroso, ya te dije que la única mujer que me interesa y con la que quiero pasar el resto de mi vida eres tú, me duele que me digas mujeriego y que no confíes en mi- me decía a veces con lágrimas en los ojos, a veces con furia explosiva.

Pero quise seguir ciega y sorda pegada a su vara mágica y a su sonrisa, a su ternura y a sus mentiras… hasta que perdí a nuestro hijo de 3 meses que ya no quiso oír y sentir más discusiones y se salió de mi panza. Y no fue cuando una de sus “muchas” lo quemó dejándole un recado en el face. Fue cuando el me mandó a la chingada porque me empezó a seguir un ex novio en el twitter y no lo quise bloquear.

Mamada: Hecho absurdo, disparatado o ridículo (sinónimo de amor)

Amor… deseo exacerbado por alguien en específico. No, ya no es lo mío… ahora prefiero repartirlo, dosificarlo y cobrarlo.

Mama hada: Yo… y mi especialidad. ¿Quieres probar?

*Relato de Mama Hadita.
*Autor Roxana Zamudio @roxzammy

1 comentarios:

krizov on 9 de septiembre de 2010, 12:08 dijo...

Como dices, a veces hay perder para ganar, lo malo que aquí perdiste para perder más....

 

Oh sí, también en FACEBOOK

Term of Use