Oscar Fingal O'Flahertie Wills Wilde

domingo, 30 de enero de 2011

El soplo divino.


Un viejo recuerdo, un homenaje al aire

Read rest of entry

martes, 25 de enero de 2011

El Melómano.



Read rest of entry

martes, 11 de enero de 2011

El hermano que no pedí tener.



Aeropuerto de Copenhagen, Dinamarca.  Llegadas internacionales 17:00 hrs, 6 grados bajo cero.  El vuelo número AF5690 proveniente del Aeropuerto Internacional Charles de Gaulle, París Francia. Mi hijo, nuestras maletas y yo salimos a la zona de recepción de los viajeros. Mis ojos buscaron la silueta tan familiar a mi memoria, pero fue él quién me encontró. Ahí estaba, detrás de mi, vestido de negro y disfrazado como personaje de South Park.  Le pregunté "¿cómo me reconociste? "ví una caja de huevo "el calvario" y escuche unos guajolotes...tiene que ser ella". Nos abrazamos con cariño fronterizo con la hermandad pura.

Flash Back. La primera vez que vi a Julio, fue en el año de 1990, yo tenía 14 años y él sólo contaba con 9. Era un insoportable, ruidoso y pateable escuincle con corte de cabello de Iván Drago y pantalones de MC Hammer que corría y destrozaba el mobiliario de mi casa en complicidad de mi hermano, el diablo encarnado de exactamente la misma edad. El primer recuerdo que tengo de Julio es mi propia imagen corriéndolo a gritos de mi habitación. 

Su rostro pálido, su pequeña estatura, su frágil constitución, así como su aparente inocencia, lo obligaron a desarrollar una maldad temprana, era eso o ser blanco de abuso de los chicos más grandes del barrio. Mi hermano y él se complementaron asombrosamente, ambos pequeños, pero con una creatividad para la maldad, que aún sigue siendo leyenda. Lo odié (así como a mi hermano) toda mi adolescencia. Nunca salía de casa y siempre se las ingeniaba para poner de pésimo humor a mi padre. O los encontraba viendo porno en la videocasetera o haciendo experimentos peligrosos con los líquidos y polvos que él usaba para las reparaciones domésticas. A pesar de que lo corría a gritos, que me burlaba hasta el cansancio de sus mocos escurriendo de su nariz, de sus estrambóticos looks noventeros, así como de sus espantosos cortes de cabello, él nunca me contestó de mala manera, nunca una grosería; simplemente me miraba y sonreía de esa manera tan  infantil que aún conserva.

Aprendió a tocar magistralmente la guitarra desde adolescente y botó la escuela, decidió meterse al Centro de la Imagen a estudiar Fotografía, pero por azares que ya a nadie importan, eligió el camino de la animación, efectos especiales, postproducción de cine, video y televisión como el vehículo ideal para su incansable creatividad.

Dejé de odiarlo al paso de los años, en lugar de ello aprendí a quererlo con amor profundo, tal como lo hago con mi hermano, crecimos prácticamente juntos y lo admiro como a poca gente en el mundo. Ha tenido el privilegio de tocar junto a maestros como John Zorn (San Idelfonso), Sonic Youth (Salón 21), Pauline Oliveros (Auditorio Blas Galindo) y Yoshida Tatsuia (Foro Alicia). Asistí a verlo tocar la guitarra cuando improvisaba free jazz en conocido bar capitalino, y lo visité en Barcelona, cuando realicé mi primer viaje trasatlántico.

Alejó de su vida a todo aquello que conocemos como arraigo: su familia, sus amigos, su casa, para embarcarse en una aventura que aún no termina. Su talento único lo ha llevado a trabajar para las agencias de publicidad más importantes de Europa. Ha vivido en Milán, Amsterdam, Barcelona y ahora Copenhagen.

Salimos del aeropuerto para tomar el metro de la ciudad, mismo que no cuenta con torniquetes, conductor, ni mucho menos dónde introducir los boletos. El primer voto de confianza al ciudadano. Tú sabes que debes comprar el boleto de viajero -que cuesta la friolera de 45 coronas (310 pesos mexicanos)- pero nadie te pide mostrar el boleto, nadie lo exige sin embargo, todos lo compran. Julio vive en las cercanías de la estación del metro Forum y el camino a su departamento nos regaló una bella estampa de la Ciudad. Copenhagen está adaptada calle por calle para el uso de las bicicletas. Los carriles para ellas privilegian a los automóviles, nadie les pone candados, pernoctan confiadas de que sus dueños volverán por ellas cuando estos salgan del trabajo, escuela o los bares. Ambos recordamos una anécdota que ya es célebre entre el grupo de amigos en común. Hace 8 años en una borrachera monumental en nuestro barrio, amanecimos todos en estado de ebriedad en casa de una chica a la que el “Choco” (impresentable sujeto) quería impresionar, ante la insistencia de la mayoría para preparar los chilaquiles que nos ayudaran al “bajón”, el “Choco” se ofreció a ir al mercado para comprar el epazote –ingrediente básico- para la preparación del manjar de marras, para ello, salió en bicicleta para regresar rápidamente. Pasó cerca de una hora y simplemente no llegaba. Cuando todos nos preocupamos en serio por él, tocó la puerta. La desoladora estampa que nos regaló cuando abrimos la puerta fue apoteósica: su rostro cubierto de lágrimas, un hilillo de sangre corriendo por su cuello y el epazote marchito sostenido fuertemente por una de sus manos, cual naturaleza muerta, aún nos arranca lágrimas de risa. Lo habían asaltado y quitado la bicicleta de la chica que a él le gustaba.  Esas historias no suceden en Dinamarca, aquí la violencia es igual a cero y no existe el vandalismo o el robo a mano armada, ni siquiera con una navaja como la que usaron con el “Choco”.


La primera imagen hilarante cortesía de este lugar, fue al salir de nuestro segundo bar en mi primera noche en la gélida ciudad, es impresionante como la gente toma prácticamente hasta la inconsciencia, pero nadie, absolutamente nadie se rompe la madre cuando se sube a su bicicleta para regresar a casa, incluso los que van acompañados y no pueden más con su humanidad, son llevados sanos y salvos, transportados en unidades adaptadas para llevar a un segundo pasajero recostado.



Julio me explicó que la cultura ecológica que permea en este lugar es absoluta. No reciclar la basura es prácticamente un delito que nadie desea cometer. En cada complejo habitacional se cuenta con 8 contenedores distintos para separar la basura y reciclarla en su mayoría. Si cometes la osadía de no hacerlo –por ejemplo- los vecinos dejan una nota bajo tu puerta y te invitan a no hacerlo más, te retiran el habla y si vuelves al camino del bien, vuelven a ser tan cálidos y amables tal y como es su naturaleza.

Mi visita de 10 días me mostró muchos contrastes en las costumbres y sociedad danesas. Caminando por sus hermosas avenidas en compañía de Julio aprendí a entender. En la Dinamarca invernal amanece a las 9 de la mañana y anochece a las 5 de la tarde, la luz del sol es un privilegio que los pueblos nórdicos agradecen con toda el alma. Aman el sol y hacen todo por disfrutarlo. La gente paga puntualmente sus impuestos, no obstante que cada ciudadano DEBE contribuir con el 50% de sus ingresos brutos, y aunque se lea desolador, no lo es. No pagan ni media corona más por servicios médicos, educativos, vivienda o seguridad. Sus impuestos tienen una alta valía, pero reciben una justa distribución de beneficios. Respetan al máximo el equilibrio natural de su sociedad, no contaminan, privilegian a la familia y sobre todo a los niños.


La avenida principal de la ciudad se llama Hans Christian Andersen, uno de los héroes más venerados de esas tierras. El Tivoli es el lugar más visitado por el ciudadano común así como por el turismo, su estructura de ensueño, sus hermosos jardines. Para el que no lo sepa, el Tivoli es un centro de juegos y diversiones espectacular. En esta ciudad hay más jugueterías que zapaterías o tiendas de ropa, hay más niños en la calle que autos en las avenidas. Legoland  es otro de los lugares consentidos por el pueblo en general. Entré a la juguetería más grande del centro para comprar los regalos de navidad a mi hijo de 6 años y me llevé algunas sorpresas. La primera es que no hay guardias de seguridad, puedes entrar llena de bolsas, subir a cada piso sin pagar tus juguetes  sin que nadie te mire con recelo. Eres libre como niño porque confían en ti. La segunda es que el 80% de los productos que contienen la juguetería son dirigidos a fomentar la creatividad de los infantes: dibujo, pintura, construcción, armado, modelado, diseño, etc. Casi no hay muñecos de acción, pero eso sí, hay muchos comics, tiendas enteras de ellos.




Una amiga me dijo que Dinamarca encabezaba la indigna lista de países que acostumbran la caza de focas, lo cuál me hizo reflexionar un punto. Obvio no estoy a favor de la matanza indiscriminada de esta especie, sin embargo, al menos no permiten que sus niños mueran quemados en guarderías, o de hambre en las coladeras ( podría argumentar).

Julio y yo recordamos nuestra infancia en el lejano barrio de nuestro pasado, los amigos en común, los imbéciles vecinos que aún sobrevivían, los borrachos sin remedio, las jóvenes promesas que resultaron los más tristes fiascos, las bellezas prostituídas, nuestros amores perdidos. Mi última noche en Copenhagen fue delicioso  insomnio. Mis últimas horas las pasé en sus brazos y su cama. Le pregunté cuando iba a terminar la carrera, la búsqueda frenética de la nada.

Me miro con esos ojos infantiles y media sonrisa, contestó que no sabía la respuesta . . . que hacían falta todavía China, Japón, Singapur, pero que por ahora Dinamarca estaba bien, por mucho tiempo más.  Lo alcancé en Barcelona una vez, otra en Copenhagen y si algo tenemos claro él y yo es que no importa en qué hemisferio se encuentre, en qué latitud o huso horario. Nos seguiríamos viendo, buscando, encontrando. Esa es nuestra mayor certeza.


Ya en México, me conecto a messenger, la ventana brillante se abre ante mis ojos. Es Julio, el mensaje simple: “Hola nena, te extraño. . .¿cuándo regresas?”

Yo sólo sonrío, la charla se antoja larga. 
Read rest of entry

martes, 4 de enero de 2011

2010. Gratitud y amor sin secuencia.


Un nuevo año. No hay propósitos, pero si muchas iniciativas que parten de la pasión y de la razón. 2010 fue un año único porque tomé giros inesperados, arriesgados e incluso, temerarios. Nunca había sido tan estúpida, tal lista, tan contradictoria.

Decidí dejar de ser lo que creía para comenzar a ser lo que siempre he sido. En este año lastimé y me dejé lastimar arteramente, cometí errores garrafales, pero también tomé decisiones hartamente sabias. Entendí que puedo darme el lujo de equivocarme, de perdonarme, de perdonar. Permití la traición, pero no me traicioné a mí misma. Aclaré el sentido de mis pasos sin pisotear ninguna dignidad. Me atreví a escribir por primera vez en mi vida, así como tomar el riesgo de exponer mis letras para esperar lo peor. Lo gratificante es que sólo recibí lo mejor.

En este año, se enamoraron de mí 4 hombres y yo sólo de uno. La aritmética  y correspondencia fue irregular. Dejé ir para sólo recibir más. Convertí en ejercicio epistolar en el camino único para la comunicación con mis dragones, con mis demonios, con mis fantasmas ciegos, pero nunca sordos.

Observo que todos a mi alrededor hacen listas de propósitos, de desamores o desencantos. Nunca es tarde para agradecer, nunca es tarde para reflexionar. A final de cuentas, la única herida abierta que poseo, es inmune hasta a mis propios arrebatos.

No haré diferencias entre lo mejor y peor del año. Sólo agradezco, las mentadas de madre son personalísimas y por esta ocasión no las haré públicas. Cada quién se lleva su golpe, de cualquier modo mi seguro ha expirado. 

La secuencia es indistinta.

Ahí vamos

. Kasvin: gracias por tu sabiduría, por tus lágrimas, tu fortaleza y tu debilidad. En ti, amado hijo, encuentro lo mejor de mi. Eres mi reto, mi amor más grande, mi purgatorio.

. Tony: gracias por tu poesía, por tu sangre que fluye compartida. Eres parte de mi ADN, de mi historia. Eres mi futuro, el ahora.

. Ana: gracias por ser el espejo de mis peores pesadillas, gracias a ti me encontré acompañada y resonante. Tu corazón es único, eres cristal donde la luz ilumina de mil colores esto que aún no termina.

. Miguel: gracias por tus abrazos, por tu fe en mi, por tu confianza en verme florecer en algo más bello y resplandeciente.

. Rafa: gracias por enseñarme que la amistad también se sufre y se resquebraja. Que se pierde, que a veces  se gana. Que hay pausas y distancias necesarias para no permitir que se diluya lo que más vale.

. Antonio: gracias por las lágrimas, por el golpe del desencanto, por el amor que se fue. La enseñanza no termina, aún no está escrito el final.

. Alma: gracias por ayudarme a abrir el boquete de la creatividad y la caja de pandora. Gracias a ti encontré consuelo a mi secreto más grande. Jamás terminaré de agradecerte.

. Alicia: gracias güera, tu cariño es una cálida oleada de bondad. Me has secado las lágrimas, me has empujado a ser temeraria; a confiar en mi propio talento y a valorarme en toda mi grandeza.

. Jairo: pinche mil gracias por confiar en que mis obsesiones, mis filias e historias podían ser contadas y leídas.

. Fedro: ¿Cómo no agradecerte compadre amado? ¿Quién más que tú descubrió un sentido, una coherencia a mis letras, una pasión no explorada?

. Roberto: me enseñaste que las estrellas también sangran, son alcanzables y pueden adorarse en plenitud de humanidad.

. Clau: gracias por tu amor ilimitado, sin caducidad.

. Victor: amar duele, gracias por recordármelo.

. Eduardo: gracias por tu complicidad, por tu paciencia- presencia-prestancia, por tu amistad sin protagonismos.

. Ricardo: gracias a ti y  a tu adorada esposa, descubrí que el anonimato no siempre esconde tragos amargos, sino también extraordinarios seres humanos.

. Gabriel: gracias por enseñarme a decir adiós, a enamorarme locamente de las letras.

. Cinthya: gracias por tu dulzura, tu afecto incondicional, tu espíritu noble, tu franqueza demoledora.

. Fernando: gracias por permitirme mirar de cerca tu talento, por permitirme encontrar más allá de tu arte, por dejarme quererte como al amigo entrañable que eres ahora.

. Hugo: gracias por tus correcciones de estilo, por tu hospitalidad, por tu guía en el desquiciante rumbo de la escritura, por el cariño que no se le ve fin.

. Daniel: gracias por ser mi hermano de chocolate, por tu autógrafo anónimo en esa novela, por tu deliciosa amargura, porque me dejas quererte y ser parte de la locura.

. Rosa María: siempre serás mi mejor amiga, pase lo que pase. Gracias por ello.

. Jorge: gracias por la pancita, por la birria, por tu humor negro, tu corazón de pollo, por ser mi conejillo de Indias y uno de mis descubrimientos más valiosos.

. Clément: gracias por tu regalo de cumpleaños, por tu inexplicable cariño.

. Edgar: gracias por ser mi chango chulo.

. Pablo: gracias por estos días tan deslumbrantes e inquietantes. Me verás tomar el control, te llevaré a casa…lo prometo

 . Sépand: eres el hombre más talentoso que mi memoria recuerde, gracias por mostrarme a Saadi, por ser parte de mi biografía, gracias a ti París es más que una ciudad, a tu lado el arte posee trazos inigualables de calidez y corazón.

. Swan: eres un sueño hecho realidad, le has otorgado a mis días el soundtrack perfecto.

. Avi: Siempre nos quedará París, siempre, siempre.

. Nora: comadre, mi única y verdadera comadre, compañera de mil traumas y 20 años de amistad. Sólo tú me has visto crecer desde la tierra misma, como una planta salvaje.

. Grisdel: gracias por tus bofetones, por tus mentadas de madre. Nadie me ha expuesto a mi propia estupidez con tanta contundencia y claridad.

. Dalia: eres como una hermana, gracias por ese shabat, por permitirme querer a tus hijas, por tu dulzura y esa confianza que no pienso traicionar.

. Juan: hiciste de mi viaje a París una versión bastante lograda de Amelié, te adoro.

.  Ari: a ti te agradezco tu salvajismo literario, tu brutal inteligencia, por salpicarme de sarcasmo y talento etílico.

. Franck: No todo está escrito, me verás volver.

.Frank & Eli: con ustedes aprendí la lección de que romance aún vive en este mundo lleno de canallas. Que Roger Waters sigue uniendo continentes y oníricas travesías.

 . Julio: gracias por Copenhaguen, por Barcelona, por el barrio de nuestra infancia. Por los lazos irrompibles y la última noche.

. Rogelio: gracias por Replicante, por abrirme la puerta.

. Víctor C: gracias por ese himno que aún guía mis decisiones hacia lo correcto, gracias por el soundtrack redentor . . “I used to be bad, but Yes I used to be bad, But I ain't gonna be bad no more. Yes, I learned my lesson, you´re gonna reap just what you sow”

. Israel: sin ti, ni puta idea sabría como llorar con Cave y Cohen. Te quiero más que a mis ojos.

Finalmente, quiero agradecer a Fabrice Benais y a Malcolm McLaren. Ellos fueron el pretexto, el inicio de este maldito vicio. La prueba contundente que la diosa fortuna me tocó con sus sublimes dedos, que me tomó del brazo un día sin tener fecha aproximada para soltarme. Esperen a ver el chingadazo.

Amor y whisky para todos, va por cuenta de la casa.

América Pacheco.

*Ilustración cortesía del maestro Suehiro Maruo.



Read rest of entry

jueves, 25 de noviembre de 2010

De todos se puede sospechar, incluyendo a Dios.


Por primera vez mi alma  se eleva y esquiva el mortal soplo del dragón. Estos tintes de poesía son para ti, trozo divino del alma mía.
Read rest of entry

miércoles, 27 de octubre de 2010

¿Cómo no te voy a querer . . .Papá? "El Ángel Exterminador" Milenio Diario.




Elegir el nombre de un vástago debe ser una responsabilidad muy grande, y más aún cuando se trata del primogénito. Incluso, el proceso mismo puede causar pleitos irreconciliables que devengan en un muy tempranero divorcio o en una visita a urgencias en Xoco, debido a que el pobre marido recibió un chingadazo en el parietal izquierdo con el cenicero de cristal cortado, regalo de la tía Conchita por sugerir que la escuincla porte con orgullo el nombre de la ex mujer del muy iluso.


Me llamo América, soy primogénita, y la génesis de mi nombre es un asunto familiar que siempre me ha llenado de vergüenza y rencor hacia mis padres. Principalmente a mi papá, quien nunca en su vida ha sentido el menor remordimiento por haberme arruinado todita mi existencia. Hoy día mi nombre es de alguna manera común y es fácil encontrar por la vida a alguna tocaya compañera de desventura; pero hace 33 años mi nombre era una auténtica rareza.
Se podría suponer que mi padre me llamó de esa manera por su desmedida afición futbolera y que optó por bautizarme en honor al equipo de sus amores. Esto es parcialmente cierto. Mi padre sí es un aficionado al futbol, pero no es americanista, sino orgullosamente puma y apostador crónico.
Yo nací el 8 de agosto de 1976, y en ese histórico día mi pobre madre se encontraba sufriendo los dolores de parto en conocida clínica capitalina. Cualquier esposo devoto tendría el deber de estar acompañando a su mujer en la pujadera o al menos tragándose las huellas digitales y uñas en la sala de espera; sin embargo, donde mi padre realmente se encontraba era en el Estadio Azteca, observando la final del torneo de liga que se disputaban los Leones Negros de la UdG y el Club América. Al muy ladino se le ocurrió apostar el nombre de su hija a su jefe, ya que según afirma, estaba seguro de que el América (equipo al que aborrece, por cierto) no se coronaría campeón y que sus gallos —los Leones Negros— lograrían la hazaña de humillar a los de Coapa en su propia casa, ay sí, ajá). Craso error, el América consiguió un titulo más como campeón del futbol mexicano.
Por alguna razón que jamás entenderé y que apuntan a que mi madre es una candidata a la beatitud, no se divorció ni pidió camas separadas ni mucho menos lo mandó a la mismísima chingada, sino que en mutua complicidad me arrastraron a un Registro Civil para demostrarle al mundo que las deudas de juego son deudas de honor y que hay gente a la que deberían de prohibir reproducirse.
Durante más de 30 años he sido objeto de todo tipo de burlas y en la escuela fueron las más traumáticas: he sido la niña “Atlante”, “Chiva”, “Necaxa” y nunca faltó el maestro pendejo que intentaba hacerse el chistoso: “A ver pásele al pizarrón, ¡América y ya!” He intentado tomar el asunto con filosofía y hasta he agradecido a la corte celestial que esa apuesta no se perdiera contra los Zorros del Atlas, verdad de Dios.
Pocas personas pueden entender la afrenta que me provoca, siendo tan aficionada puma, portar mi nombre a causa de la imbecilidad de mi progenitor, pero al parecer la revolución me está haciendo justicia. El año pasado conocí a un bellísimo Francés que al presentarnos, absolutamente maravillado, me dijo que le parecía muy bello y melódico. Me preguntó: “¿Por qué te llamas así?” Yo le respondí sin chistar: “Me llamo América en honor al continente de la elegía que nunca es el mismo pero siempre es América”... y se rindió de amor por mí, ante la peor y más piadosa de mis mentiras. Touché.
América Pacheco
Read rest of entry

domingo, 3 de octubre de 2010

Ikarus I.


En una entrada anterior de este blog, hablé sobre el talento artístico de mi hermano, talento que yo considero valioso, contundente. Él es una persona absolutamente desapegada a las redes sociales, de tal suerte que nunca ha considerado -ni remotamente- la posibilidad de abrir un blog a pesar de mis constantes recomendaciones. En fin, con el propósito de dar a conocer su prolífico trabajo literario, quisiera compartir con los lectores de mi espacio, un vistazo a mi amado Ícaro.

Bauticé de esa manera a mi hermano hace algún tiempo en medio de una charla salpicada de nostalgia y desamor. Ambos amamos la mitología griega así que nuestros desvaríos están plagados de constantes guiños.  En su último desencanto amoroso, montada en un Dédalo sobre protector, le advertí: "Ícaro, ten precaución de volar tan alto, cuida de no acercarte al peligroso sol, no quisiera verte caer al mar o a la tierra con las alas y el corazón destrozados". Fiel a su constante afán de perseguir leyendas, se acercó más de la cuenta al sol que tanto amaba  y se cumplió la profecía. Desde ese día, abrazó al trágico personaje mítico para convertirlo en su símbolo  personal y referencia en sus cantos poéticos.

He aquí pues, el Canto I de su serie "Íkarus" . . . léanlo y discúlpenos si hay contagio.

IKARUS, 
PARTE I.
  
Ángel. . .

Se que prometí no molestarte,
sí me he atrevido a invocarte
es por que recibi la terrible noticia
de que estoy plagado de espíritus malignos.

Muerden de día,
muerden de noche,
los minutos sin ti, 
son gran desastre y castigo.

Extraño las expansiones que te pertenecen.
Cristales y colores sin nombre 
encarnan una especie de recuerdo
que recarga con más metal 
tu costado y tus piernas agudas ...

Precioso accidente
bolsita de incienso
quisiera detentar tu recuerdo
por el tiempo que dura la claridad del sol ...
pero, un fuego grande
incendiario, desdibuja una de mis alas.

La lluvia cae 
en forma de lágrimas
mi espíritu se quema
como perfume.

Tropezando el borde de una nube
me aferro al vapor
y comienzo a caer ...
mi memoria comienza 
a establecer distancia.

La adivinación,
 
me es difícil de soportar.
Mis dedos abandonan
tus fabulosas deidades y
llegan los días de vacilación.

¿Sabes?

Así fue como me entere
que vine en contra
de mi propia
voluntad a la tierra...

Víctor Antonio.



Read rest of entry

lunes, 27 de septiembre de 2010

(NO) Se busca un hombre.




Hace unos días, publiqué en mi blog una sentida misiva, en la que sin pena y tantita gloria, mostré mi interior; contando a propios y extraños la forma en la que me rompieron arteramente el corazón. Gracias a ese post, mi correo eléctrónico, mi bandeja de mensajes de FB y Twitter han sido colmados de mensajes llenos de afecto, empatía y cariño. Hasta aquí todo va bien.

Veamos:

Estoy pálida. Lo admito, pero es herencia genética. Mi palidez no obedece a síntoma de depresión alguna, mi descolorido color de piel es una de las herencias más indeseables que me endilgó mi cabrón padre.

Mis ojos se ven llorosos. También es cierto, pero la razón de ello, es una maldita alergia que me provocó mi gato Jack Daniel´s Ovando, además de lo anterior padezco astigmatismo y miopía, mis lentes ya están dando de si y al parecer me urge una nueva valoración oftalmológica.

Sé que corro el riesgo de que mis cercanas amistades decidan dejar de hablarme por ser poco menos que mal agradecida, sin embargo creo necesario explicar las razones de por qué pienso que me tienen al borde de la histeria. Como mi texto indica, efectivamente, estoy sola y lista para enamorarme al primer descuido, pero NO estoy desesperada (por mucho que lo parezca, en verdad). Me conmueve que deseen verme feliz y de tal suerte me estén organizando reuniones y citas a ciegas con el noble propósito de ayudarme a encontrar la pareja de mis sueños.

Si a esas vamos, ok, he aquí mi pliego petitorio de lo que considero sería el hombre perfecto para cumplir con el innoble principio de “conocer” en términos bíblicos (ni crean que tomaré ejemplos pendejos como “la sonrisa de George Clooney” . . .nah, hablemos de gente terrenal y al alcance de la mano, así que uso a mis propios amigos para este ejemplo):

El hombre de mis sueños debe cumplir al pie de la letra los siguientes requisitos:

1.- El talento único para arrebatarme la tristeza de Miguel Cane.

2.- La inteligencia de Fedro Guillén.

3.- El genio de Roberto Sosa.

4.- El amor por los deberes domésticos, la escoba, el jabón y el trapeador de Daniel Herrera.

5.- El Sex Appeal de Swan Peony.

6.- El sentido del humor de Rafel Toantiuh.

7.- El talento culinario de Jorge Hill.

8.- El agrio sarcasmo de Ari Volovich.

9.- La estatura de Bernardo Torres.

10.- La sensibilidad de Fernando Rivera Calderón.

11.- El talento y pasión por preparar el mejor café de Anamnetik.

12.- La fortaleza espiritual de Gerado Varela.

13.- Los ojos de Avi Rosen.

14.- La caballerosidad de Mario Campos.

15.- El cuerpo de Nicolas Ullman.

16.- El talento plástico de Sépánd Danesh.

17.- La elegancia y clase de Fabrice.

18.- El amor incondicional por mis hijos de Julio Clavijo.

19.- La desfachatez de Christian Zamorategui.

20.- El gusto por el Jack Daniel´s de Edgar Ovando.

21.- El alma infantil de Israel Susarrey.

22.- El noble corazón de Víctor Carranza.

23.- La coincidencia cósmica de David Escamilla.

24.- La pasión por los mismos libros y los mismos discos que yo amo de Israel Valencia.

25.- la facultad única para hacerte sentir la mujer más bella del mundo, aunque estés a años luz de serlo de Freddy Comitte

26.- La maravillosa sonrisa de Francisco Varela Michel.

27.- La lealtad a prueba de balas de Marcos Hernández.

28.- La extraordinaria capacidad de amar de Víctor Antonio.

Como verán, mi pliego petitorio es vasto, y absolutamente fuera del alcance de cualquier bolsillo. Yo la llamaría “El sueño guajiro en 28 sencillos pasos”. Pero como decía mi abuela "Dios no complace caprichos ni endereza jorobados” así que, si entre sus conocidos, allegados o incluso enemigos, no cuentan con un sujeto que esté a la medida de mis necesidades, de verdad, evítense la pena. Nos ahorramos los entuertos, las incomodiddes y nuestra amistad permanecerá sin sobresalto alguno.

No creo que sus nobles esfuerzos por conseguirme pareja sirvan de algo (y que agradezco profundamente). El amor no funciona de esta manera.

El escritor argentino Julio Cortázar describió el acto de enamorarse en la forma más gráfica y sutil que yo tenga memoria:

Lo que mucha gente llama amar consiste en elegir a una mujer y casarse con ella. La eligen, te lo juro, los he visto. Como si se pudiese elegir en el amor, como si no fuera un rayo que te parte los huesos y te deja estaqueado en la mitad del patio. Vos dirás que la eligen porque la aman, yo creo que es al vesre. A Beatriz no se la elige, a Julieta no se la elige. Vos no elegís la lluvia que te va a calar hasta los huesos cuando salís de un concierto."

Queridos, entrañables, amados amigos . . .dejen que la vida me sorprenda, permitan que en estos días nublados, me encuentre esa lluvia que cale mis huesos y acaricie mis entrañas. Porque, ¿quién sabe?, el amor . . .esa palabra.

América Pacheco. @amerikapa
Read rest of entry

miércoles, 22 de septiembre de 2010

El funk de tu corazón. ("Take some, leave some" James Brown, The Payback)


*Para ti, Ana Laura . . .



Read rest of entry

Adanowsky, la estrella Ave Fénix.


Hombre astuto, hombre Fénix, hombre iluminado; el juego de las almas ha comenzado. . .

Read rest of entry

martes, 7 de septiembre de 2010

Nunca es tarde.

 
Read rest of entry

domingo, 5 de septiembre de 2010

Querido Profesor.



Dedicado con toda humildad y amor a Miguel Cane.
Read rest of entry

jueves, 2 de septiembre de 2010

Cáncer de Olvido o El olvido individual es un síntoma, la amnesia colectiva es un cáncer.

Dedicado con todo mi cariño al niño Sosa.
Read rest of entry

miércoles, 25 de agosto de 2010

Here comes the Dragon II

****

Dedicado con todo amor a Alicia Alarcón, quién ha visto tan de cerca los ojos de mi dragón . . .a través de mis pupilas

****
Read rest of entry

martes, 27 de julio de 2010

Here comes the Dragon.



Read rest of entry

viernes, 23 de julio de 2010

Ecce Homo (carta a mi padre)


Mi padre es ateo.


Read rest of entry

martes, 20 de julio de 2010

La venida de los Insurgentes (o cómo ser provocador de oficio).



Read rest of entry

martes, 13 de julio de 2010

"Shalom París". Crónica parisina. "La Mosca en la red"



“Ilumina nuestra sabiduría, para que no se extravíe hacia la izquierda o la derecha del camino...Mantén los ojos de ver la falsedad, líbranos del error...Enseñar a hablar con nosotros, nunca nos puede decir una cosa contra tu voluntad”

DAVID SINTZHEIM
Read rest of entry

domingo, 11 de julio de 2010

Conte de fées.








He aquí el primer poema en francés que aprendí a los 14 años. Aún le amo.

Read rest of entry

lunes, 5 de julio de 2010

Final de partida o Pare de reír.








“No hay nada más divertido que la infelicidad” -Nell-

Mi amigo Rafael Tonatiuh y yo asistimos el pasado fin de semana a la puesta en escena de la obra de teatro Endgame de Samuel Becket en  la Compañía Nacional de Teatro. Endgame o Final de partida, es una deslumbrante puesta en escena que resalta por su cuidada estética y argumento ambos apocalípticos, así como por la impecable ejecución actoral de la mano de Claudio Obregón (finísimo y poderoso actor) y Diego Jáuregui (actor dotado de una vena cómica impresionante). Exquisito guión, imágenes enfermizas, obsesivas y decadentes. Nula esperanza, pérdida absoluta de amor y compasión. Pinceladas de Opera Rock, humor y sarcasmo retorcido. Poesía negra.

El dramaturgo irlandés Samuel Beckett (Esperando a Godot) escribió esta pieza en 1957 convirtiéndola de inmediato en objeto de culto. De tal suerte que hoy día existen innumerables adaptaciones teatrales, cortometrajes, animaciones, parodias y hasta versiones fílmicas. Incluso, circula una verdadera joyita: la brillante adaptación televisiva interpretada por Michael Gambon y David Thewlis estrenada en el año 2000.
La historia es un drama de sólo un acto, cuatro personajes en escena. Dos protagonistas. Hamm (Obregón) y Clov (Jáuregui). Amo y sirviente. Crímen y castigo. Maldad y rencor. El perfecto círculo vicioso.  Almas y cuerpos retorcidos.

Hamm abusa del dominio que ejerce sobre Clov, mientras que este último, hace lo propio con los padres de Hamm y que sobreviven con ambas piernas amputadas en contenedores de basura: Nagg y Nell (Octavio Michel y Gabriela Nuñez.) Obra atemporal, sin referencias a tiempo o espacio, pero puede percibirse un inconfundible tufo post apocalíptico. No hay mundo, no existe luz o paisajes. El gris del exterior puede apreciarse en el reflejo infame de lo que se adivina, los últimos sobrevivientes de un mundo muerto.

El veterano director de esta puesta en escena, Abraham Oceransky nos comparte : “Después de tantos años de ser y vista por miles y de ser representada de mil maneras, persigo la sencillez de fotos superpuestas con memorias de desolación y con un poco de esperanza, deseando que después de la flor no haya más Apocalipsis, o que el nacimiento de un niño niegue todas las muertes, y que la destrucción que está afuera y la violencia que espera al abrir la puerta, sean sólo fantasmas de un juego que inventó Beckett para que no se atreva a abrir la puerta de mi cuarto y quiera salir…o tal vez sí.”

Leyendo lo anterior, no es difícil imaginar que esta pieza teatral consiga en el espectador un ánimo de brutal melancolía, pero el mayor logro de esta adaptación (impecable trabajo del mismo Claudio Obregón) es construir una lograda y muy sórdida ambivalencia desoladora fronteriza con el  humor más irresistible. 
Justo al término de la obra, nos topamos con Oceransky, Fernando Rivera Calderón y Belinda Rascón. Intercambiamos saludos, abrazos y felicitaciones entusiastas al talentoso director.

Decidimos escapar a comer a un restaurante sugerido por Rafael Tonatiuh (hay referencia de esta maravilla de lugar en su columna de Milenio, no se la pierdan) en compañía del hilarante Juan Alberto Vázquez. Juro ante todos los Dioses que existen, que algún día escribiré acerca de las  confesiones que surgieron en esa mesa. Sólo puedo adelantarles algo: ya existe delfín para suceder a Carlos Monsiváis. Su nombre se esconde en estas líneas. El tiempo nos dará la razón.

Amo los placeres sencillos. Teatro. Comida. Sobremesa. Deliciosa compañía.

Después de espantar a la fina clientela con nuestras groseras carcajadas, Juan nos pidió solemnemente “Ya, paren de reír”

No la jodas Juan…del humor somos, la risa es nuestra gratuita virtud. El mundo luce tan desolador. Sin piernas, sin futuro y sin destino, lo seguiremos intentando.

Existen días para olvidar y otros que sirven para volver a ellos una y otra vez en su habitación permanente de nuestra indeleble memoria. El sábado fue de estos últimos. Ya dije que amo los placeres sencillos, pero amo más, mucho más a mis amigos.


América Pacheco. @amerikapa

La compañía Nacional de Teatro se ubica en Francisco Sosa 159, Barrio de Santa Catarina, Coyoacán, México, D.F.
 http://www.conaculta.gob.mx/sala_prensa_detalle.php?id=5513
Read rest of entry

sábado, 3 de julio de 2010

No haga caso, son rumores.


Existe una película que considero una de las más logradas en la última década: Old Boy (Park Chan-Wook). Old Boy es un trepidante y finísimo film coreano cuya premisa básica es la venganza motivada por el daño irreparable provocado a un tercero. Escena climática: nuestro trágico héroe Oh Daesú (Choi Mink-Sik), hombre común y padre de familia, descubre que su incomprensible secuestro de 15 largos años en una vulgar prisión de seguridad,que la acusación  injusta  del asesinato de su esposa, el destierro  violento de su apacible vida, así como la privación total de su libertad y de cualquier tipo de contacto humano, tiene una razón de solo siete letras: un rumor. Un inocente rumor que con ligereza dejó escapar en su adolescencia y cuyo impacto destrozó vidas y almas. Después de crear en el espectador un ánimo de total empatía, así como el deseo de que al final de la odisea y búsqueda frenética nuestro mártir protagonista propine una ejemplar venganza sobre el cruel ejecutor de su desgracia -un brutalmente encantador Woo-Jin (Yu Ji-Tae)- la magistral vuelta de tuerca del director y guionista,  nos ofrece una apabullante disyuntiva: ¿es Daesu héroe o verdugo?

Todo lo anterior viene a cuento, por el brote de información emanado de twitter sobre la trifulca del vergonzoso Miguel Gómez Mont (el tristemente célebre ex secretario de FONATUR y hermano incómodo del aún más incómodo Fernando Gómez Mont, al término del partido México-Argentina en el mundial de Sudáfrica)  mismo que cobró una tesitura interesante ya que de inicio circuló la versión de que el autor de la agresión a la esposa del Guille Franco y demás familiares de jugadores de la selección, habían sido “los hijos” del secretario de SEGOB. Al paso de las horas se aclaró el hecho de que no fue su hijo (el único vástago de FGM es una niña de 10 años), sino su hermano. Durante casi 24 horas los internautas multiplicaron la imprecisa nota de los “rijosos hijos” del funcionario en forma exponencial. Es un tema delicado el adjudicar responsivas sin antes verificar la fuente o los hechos reales, puesto que no es lo mismo que digan “borrachos” o “rateros” a mis hermanos que a mis hijos. Las redes sociales son caldo de cultivo de la  información express, del grito desesperado y de la febril pasión espontánea. Twitter, no es nada más un simple ejercicio de esparcimiento, es también un arma poderosa de comunicación gratuita y con alcances insospechados. Razón de sobra para darle su justa dimensión así como pronóstico reservado.

Hace unas semanas decidí irme de viaje y hacer un experimento de forma paralela. Dejé un mensaje en Facebook y twitter con la patraña de que me marchaba a la Franja de Gaza como corresponsal de guerra. Cualquier persona que me conozca dos segundos, sabría que ni debiéndole al fisco el ingreso de la Gordillo en un año lectivo, me aventuraría a tan peligrosa faena; lo que es más, ni siquiera soy reportera. Sin embargo, mi experimento me acarreo más de 100 followers, llenó mi time line y mi wall de mensajes de esperanza,  cadenas de oración, deseos de una larga vida, así como la saturación de mi bandeja de entrada con estrujantes mensajes de amor. El colmo: mi mejor amigo me habló por teléfono desde Dinamarca con voz temblorosa, para saber si me encontraba en pleno uso de mis facultades mentales. Sembré a propósito una mentira y se expandió como pólvora con delirantes variaciones (algunas fuentes aseguraron que yo me encontraba en Chipre). Este es el fenómeno de las redes sociales.

Las  líneas finales de Oh-Daesú en la cinta que sirve de marco a esta reflexión, nos obsequian esta perla: “Tal vez soy peor que una bestia, pero ¿acaso no tengo el derecho a vivir?”. Es correcto, hasta las bestias merecen vivir y que se comprueben sus errores y afrentas a la sociedad. No convirtamos a inocentes en víctimas o a nosotros mismos en victimarios. Seamos cuidadosos con lo que sale de nuestra lengua, cualquier rumor no fundamentado puede crecer como bola de nieve y no siempre saldremos inmunes.

*Old Boy es la segunda parte de la genial trilogía de la venganza del laureado director coreano Park Chan-Wook (Cannes, Stiges) ‘Sympathy for Mr. Vengeance’ y ‘Sympathy for Lady Vengeance’. Busquen los títulos, les firmo ante Notario Público que cambiará su vida de forma irreversible.

América Pacheco @amerikapa
Read rest of entry

domingo, 20 de junio de 2010

SE PERMITE FUMAR: Un día con Sépànd Danesh. La Mosca, 20010.

“Los seres humanos son individuos que pertenecen a un todo en la creación de una esencia y un alma. Si uno de ellos sufre algún tipo de dolor, en los otros individuos una inquietud permanecerá. Si tú no tienes ninguna compasión para el dolor humano, el nombre de ser humano tú no puedes retener”
                                                                                                                 -Saadi- Poeta Persa.

25 de Marzo de 2010, Saint Germain de Prés 14.00 hrs. El boulevard más famoso y bohemio de París. Me encuentro sentada en el café “Le deux Magots”, cuyo prestigio ganado a pulso obedece a que fue el centro de atención de la élite intelectual del siglo XX (Ernest Hemingway, Oscar Wilde, André Bretón y Pablo Picasso acudían con frecuencia, entre otros gigantes del arte y la vida intelectual europea). Este peculiar café me ofrece el primer gran contraste de sus costumbres: a pesar de que el interior es bellísimo, de que el decorado art decó lo dota de una belleza absoluta…, está vacío; todos los comensales se encuentran amontonados en las pocas mesas de la terraza. La razón: todos quieren fumar.

Esta conclusión sencilla me recuerda el motivo de mi presencia en este lugar: tengo una cita a las tres de la tarde con Sépànd Danesh, artista plástico. Decidí llegar una hora antes de nuestro encuentro por el simple placer de sentarme en este histórico café (y con la infantil esperanza de contagiarme de riqueza literaria, lo cual evidentemente no funcionó, no en mi caso)

Los letreros en el establecimiento de “Se prohibe fumar” me traen a la memoria que Sépànd Danesh en noviembre de 2009, en la Ciudad de Helsinki, Finlandia (Galleria FAFA y en espacios públicos de toda la ciudad), lanzó una arriesgada producción visual en contra de las “señalizaciones” llamada "Se permite fumar", en la que sostenía que de una cultura a otra las reglas de comportamiento urbano se modifican día con día, que las mismas no deben aplicarse de la misma forma para todos y que la definición de libertad es distinta para cada individuo. El argumento de esta propuesta visual explica que los señalamientos se encuentran tan presentes en el entorno visual que el ojo se habitúa a colocarlos en el inconsciente como si se tratase de un acoso visual permanente. Criticó ácidamente con estas imágenes plagadas de ironía sutil a las autoridades que cada vez respetan menos las costumbres, al no permitir, mediante el uso del poder, la libertad del individuo.
Sus dardos atacaron con esta genial campaña al lazo invisible de ese poder y su legitimidad, al mando y la obediencia. La imagen de un cigarro encendido con la leyenda “Se permite fumar” tenía el slogan de “Fumar es malo para la salud, no fume, pero piense el por qué no se le permite hacerlo”.

Conocí a Sépànd Danesh en la Ópera Garnier, en París, Francia, en septiembre de 2009. El cómo y el por qué nos conocimos no viene a cuento, pero descubrí su obra e hicimos una amistad de larga distancia. En aquella primera cita, charlamos de diferentes tópicos y tomamos cerveza en un bar cercano a la Ópera. No me dejó pagar la mitad de la cuenta (“la próxima vez, te dejo pagar a ti“, replicó con una sonrisa ante mi insistencia) y de esa manera nos despedimos con un entrañable abrazo; lo despedí con afecto múltiple, admiración y la vaga esperanza de volver a verlo.

Mi fascinación por la vida y obra de este artista puede resumirse en una breve biografía: Sépànd Danesh nació en Teherán, capital de Irán, el 6 de marzo de 1984. A sus 26 años, acaba de egresar de L’École Nationale Supérieure de Beux Arts de Paris. Desde el año 2006, documenta mediante un lenguaje ilegible por medio de signos, símbolos, manchas y formas abstractas, el contorno de su vida. Cada día, por medio de esos dibujos, elabora una difusión en alta velocidad por medio del stop motion.

http://www.youtube.com/watch?v=nPhxqtgqEyE

Por medio de este lenguaje visualmente apabullante, expuso su interesante biografía en la Escuela de Bellas Artes de París y en la Bienale D´Art Contemporain “Itinéraries” en 2008, con gran aceptación y críticas favorables por su peculiar toque vanguardista

De forma paralela, su obra artística se desarrolla por los caminos de la acuarela, el óleo, la publicidad y el diseño gráfico.

15:00 hrs. Pago mi café y me encamino al punto de encuentro. Nos reconocemos de inmediato. Sonrisa cálida y mutua. Después de un largo abrazo, caminamos dos calles hasta llegar a su estudio, ubicado en el corazón de la Escuela Nacional de Bellas Artes (14 Rue Bonaparte, Saint Germain de Prés).

Subimos a su pequeño y luminoso estudio en un cuarto piso y comenzamos una larga charla acerca de lo que su arte transmite a mis ojos. Le sorprendió mi percepción de que de forma personalísima yo siempre ubico a Irán en sus óleos, pero su sorpresa aumentó cuando le confesé que cuando vi la película ganadora del Oscar este año, Zona de Riesgo, no pude más que traer su obra pictórica a mi cabeza y trasladar su arte en cada rincón del desierto o imagen bélica que muestra esa cinta.

-Eres la segunda persona que opina lo mismo y no es esa la intención que intento mostrar. De
hecho, no intento transmitir ningún sentimiento bélico o político en mi obra, no siempre es Irán, no es guerra, no es pelea…, para mí son sólo imágenes, recuerdos. Por otra parte, mi obra está en transición, no la considero una técnica específica, tengo ambiciosos y variados proyectos dentro del marco de la pintura, el diseño, la publicidad. Tú conoces mi propuesta de Sepand Danesh Jr (su alter ego que diseña por medio de “avatares” -parodia de sí mismo-, la representación de numerosos y divertidos personajes célebres o figuras públicas), “The daily project of being someone”; entonces sabes que es difícil colocarme en una línea específica creativa.

-Muy bien, entonces dime qué es lo que te inspira a pintar. ¿Cuál es el mensaje de tus obras?

-Esa es una muy buena pregunta –contesta, mientras sentado frente a mí en su silla, mira detenidamente la amplísima ventana dónde se asoman algunas palomas, reflexiona un minuto y me responde con una profunda mirada en la que se asoma una discreta tristeza. -La inspiración es como una respiración y exhalación que inunda y vacía tus pulmones. Es lo que tomas de todo lo que te rodea; mis propias memorias de la infancia, eso intento mostrar.
Se levanta, toma un cuadro, lo coloca frente a mis ojos y me pregunta:

-¿Qué es lo que tú ves aquí?

En el óleo que observo largamente, mi mirada choca con un panorama grisáceo y un grupo disperso de soldados en actitud de ataque y de esa manera se lo hago saber. Sonríe y me confiesa que un amigo suyo respondió a la misma pregunta con “Yo veo tres letras: AID”. Observo de nueva cuenta el cuadro y si, en efecto, la formación de los soldados crea las tres letras que su amigo tradujo sin chistar.

-Ese es el punto. Para mí, por ejemplo, es una simple formación de juguetes, de Play Mobil, ¿los conoces?

Ahora la que ríe soy yo: claro, fueron también los juguetes de mi infancia.

-Me intriga la frase que publicas en la biografía de tu website: “El arte para mí es la documentación de la intervención humana” y el poema que le sigue. Me encantaría que pudieras explicarme exactamente qué quieres decir con ello.

Toma un cuaderno de dibujo y con breves trazos me dibuja tres círculos que convergen en un punto intermedio. Cada círculo contiene los siguientes títulos: WORK-DIGNITARY-MAN POWER. Me explica que la unión de estos factores provoca arte, es decir que el hombre por medio de su poder de acción y trabajo crea una documentación de su existencia por su mera intervención humana. Toma un ticket, lo extiende entre sus manos y lo coloca sobre las mías.

-¿Puedes observar todos los elementos que contiene este papel? Mira, tiene el nombre del establecimiento, una dirección, un desglose de consumo, un precio- acaricia con sus dedos el ticket de compra y finaliza:

-Este es el mejor ejemplo que puedo darte. Todos los elementos de este papel son la documentación de la intervención humana, la creación del arte se conduce de la misma forma.

Me queda claro. Traigo a mi memoria una breve cita del filósofo y poeta británico John Donne: “La brevedad es el alma de la inteligencia”. He aprendido a conocer con mayor sutileza su visión del mundo, le recuerdo el poema que eligió para su página de internet y lo recito:

“Los seres humanos son individuos que pertenecen a un todo en la creación de una esencia y un alma. Si uno de ellos sufre algún tipo de dolor, en los otros individuos una inquietud permanecerá. Si tú no tienes ninguna compasión para el dolor humano, el nombre de ser humano tú no puedes retener” -Saadi-Poeta Persa.

-Adoro esa poesía, es mi favorita de Saadi, y ahora que lo mencionas, tu pregunta acerca de la inspiración de mi trabajo, ¿recuerdas?

-Claro.

-Creo que esa es mi mayor fuente de inspiración, la poesía persa.

Recibo ahora una mirada que sólo sonríe, la tristeza se evapora de inmediato. Así como el sol, las nubes comienzan a nublar París.

Salimos del estudio después de tomar algunas fotografías, de nosotros, de su cítara, de sus cuadros. Recorremos brevemente el bellísimo recinto de la Escuela de Bellas Artes y corremos al bar más cercano. Mientras llueve a cántaros, hablamos largo tiempo sobre sus avances en el estudio del Sitar, sus nuevos proyectos, nuestras vidas, nuestra familia, que en twitter y facebook sus avatares han sido una sensación, de todo aquello que un e-mail es incapaz de transmitir y que la calidez de un trago y el contacto humano sí consigue, de su inminente visita a México y de nuestro próximo encuentro. Pide la cuenta, la paga, le recuerdo que esa cuenta no le correspondía a él, que hace seis meses hicimos un trato; sonríe, recuerda, me mira y replica:
-Tienes razón, no importa. Te prometo que la siguiente, de verdad, ahora sí la pagas tú. Esta noche.

20.00hrs. Otra despedida, otro fuerte abrazo, otra promesa que ahora con total certeza, sé que llegará pronto. Corro al metro, él de regreso a su estudio. La lluvia no da tregua.

Merci Sépánd, a très bientôt.

América Pacheco.

http://www.sepanddanesh.com/
http://www.lamosca.com.mx/portal/index.php/noticias/cronicas-globalifilicas/416-cronicas-parisinas
Read rest of entry

viernes, 23 de abril de 2010

El pequeño Malcolm


“Los muertos no necesitan aspirina o tristeza, supongo” Charles Bukowski.
**********************


Une. –“Malcolm ha muerto, mi dolor es insoportable” dijo Fabrice en cuanto me vió

Este era sin duda, el pésame más difícil de toda mi vida. Cuando lo conocí, no tenía idea que mi encantador amigo Fabrice Benais, fuera el hijo adoptivo de Malcolm Mclaren. Nos faltó tiempo, nos vimos un par de veces, en París, hace casi tres semanas.

Al otro lado de la pantalla de la lap top, observo su demacrado rostro, sus ojos enrojecidos su mirada perdida. En su mano llevaba un pedazo desgarrado de un fino recuerdo. Una finísima bufanda regalo de McLaren, del “pequeño Malcolm” como él lo llama.

Le supliqué me contara su historia.

Deux. “Lo conocí en la Feria de la Moda de Martine Sitbon. hace muchos años. Mi mundo siempre ha girado en torno a las casas de moda y ese noche, acompañé a mi novio Cedric Rivrain; quién trabajaba para Martine. En cuanto lo vi, dije: -quiero conocerlo-, fue curioso porque nadie se le acercaba, de alguna manera todos le temían, le respetaban demasiado para intentar abordarlo. Era una gran estrella, y eclipsaba todo a su alrededor”.

Trois. –“Me acerqué relajadamente y sonriendo lo aborde: -han dicho que tienes mucho talento, no tienen idea de quién eres o qué haces.”

“Se echó a reír y después me atreví a decirle: “vamos a tomar una copa a algún otro lugar” y sorprendentemente nos siguió a Cédric Rivrain y a mi, junto a su novia Young Kim, a un Club en París”.

Quatre. –“De alguna manera, logramos una profunda intimidad, yo encontré al niño que aún vivía en él y el. al pequeño niño que se negaba a crecer dentro de mi. Después de ese día, nos llamábamos tres veces por semana, no se de qué forma conseguí derretir el hielo, su frialdad. Yo jamás había tenido eso en mi vida. Fue para mi un padre, un mentor, mi inspiración para llegar a la cima, supe que él sería la familia que desee tener toda mi vida”.

Cinq. “Pasé mi primer 24 de diciembre en el departamento que compartía con Young en París rodeados de una discreta cena, vino y múltiples anécdotas. Él amaba contar fabulosas historias sentado en un enorme cojín de piel de cabra color gris. Su matrimonio con Vivienne Westwood, su desdén por el consumo de heroína, de su inclinación por las cosas más simples de la vida”.

Six. “Nuestra última locura juntos fue el año pasado. Él deseaba visitar a su amigo el artista plástico Jeff Koons que vivía en Versalles. Había traído su auto desde Inglaterra, y tú sabes que un automóvil británico, no es apto para manejarse en Francia, pues se empeñó en llevarlo a toda velocidad. Manejamos peligrosamente hasta Versalles, pero cuando tocamos la puerta, nos enteramos que Koons se encontraba en París”.

Sept. “Hace tres semanas Young me marcó a Paris. Malcolm se sentía muy enfermo. Hablé con él largo tiempo, le gustaba escuchar mis chistes tontos, siempre reía cuando estaba conmigo. Quería que fuera a pasar una temporada con él y Young. Mi tendencia natural es ser débil, No me avergüenza confesar que tengo miedo a la oscuridad, o lo que es igual: a mi mismo. Él lo sabía. Siempre me motivó a seguir adelante con mis proyectos y abandonar mis miedos”.

Huipt. “Las últimas palabras para mí fueron: -I love you, tú sabes que deseo que tengas siempre éxito, no pierdas la paciencia, las cosas sucederán tal y como las quieres, voy a estar junto a ti siempre- el llevaba viviendo en Suiza una semana. Yo lo alcanzaría en pocos días”.

Lutece Panema. 8 de abril a las 17hrs, el pequeño Malcolm murió. Young me marcó y me pidió que fuera por ella a la estación de trenes. Cruzamos la plaza del Louvre en el auto en completo silencio. Subimos 6 pisos con las maletas. Abrió la puerta y vi su abrigo azul¸ tuve que ser fuerte. Preparé un café y le dije a Young que teníamos que tomar su ropa. Elegimos el traje gris que jamás se ponía, su corbata, la camisa blanca. Limpié perfectamente sus zapatos.

Pusimos todo en el suelo, cerca del gran cojín gris donde siempre se sentaba. Ahora Malcolm está listo, el pequeño Malcolm está listo para ir al cielo. Será enterrado la próxima semana en el Cementerio Highgate, en Londres. Sé que siempre estará a nuestro alrededor, pero puedes estar segura que a quién cuidaré todo lo que pueda es a Young

-Por primera vez lo interrumpí: ¿me dejarías publicar tu historia?

-Yo no tengo historia, no me importa ninguna historia, no la propia. Tal vez, si quieres escribir, que sea de él. Habla de que era un gran hombre, que es un gran hombre. Puedes usar las fotos que te regalé. Sólo un favor, si publicas algo, tradúcelo para mi, me encantaría leerlo.

-Con todo gusto Fab.

-“Gracias, eres maravillosa”.

-Gracias a ti, me hiciste llorar dos veces.

-“No llores por favor, espero que al menos sea una buena historia. Good bye my love, esta charla aún no termina. Después del funeral. Yo viajo a Londres el miércoles. Sólo haz algo por mí: acaricia todos los perros y gatos que puedas, bébete todas las botellas sin mirar las etiquetas, a todos nos pasan estas cosas por la noche pero un día tendrás un cielo, un nombre y un motor casi indestructible. Que así sea, abrazos para ti, te veo en cualquier ciudad, en todas partes. Au revoir.

Sus lágrimas, no le permitieron continuar.

América Pacheco.

Artículo publicado por Milenio Diario el miércoles 21 de abril de 2010.
http://impreso.milenio.com/node/8754343
Read rest of entry
 

Oh sí, también en FACEBOOK

Term of Use